Gripe porcina o gripe A

Estas  semanas ha aumentado la  alarma social sobre el virus de la gripe, sobre todo en el ambiente universitario debido a los famosos viajes de fin de carrera a la Riviera Maya.

Esta semana, a clase de  Psicoinmunología  vino el Dr. Angel Viudes Fuster, médico y microbiólogo, a hacernos una pequeña charla sobre el virus de la gripe porcina o gripe A, ya que muchos de nosotros desconocemos su origen y virulencia. La mayoría de gente al oír la palabra pandemia se pone las manos en la cabeza y piensa que de esto vamos a morir todos pero esto no es así… el término pandemia se refiere a la extensión no a la virulencia del virus.

Conseguí grabar la charla de una forma bastante casera con el mp3, aquí os la dejo para que a quien le interese escuche los consejos que nos dió y toda la información que hasta entonces se conocía.

El virus de la gripe “porcina” procede de un tipo de virus A al igual que la famosa gripe aviar y la gripe estacional que todos alguna vez hemos sufrido, por esto la gente empieza a llamarle gripe A pero tampoco es un nombre muy acertado ya que las otras dos también podrían llamarse igual ya que el precursor es común. Todavía está en fase de estudio el nombre final de este virus..

Este nuevo virus aparentemente es poco virulento, acostumbrados a la gripe estacional que causa mucho más “malestar”, la única novedad de este virus es que además de los síntomas típicos podemos encontrar problemas gastrointestinales.

El contagio es bastante elevado pero esta controlado ya que sólo puede “repartirlo” el infectado del virus el día antes de padecer la enfermedad en si y los días que padezca la enfermedad. Desde que el virus entra en su organismo hasta que la enfermedad se manifiesta no hay peligro alguno.

Este virus es un híbrido de un virus propio de los cerdos, el virus humano y el virus de las aves (gripe aviar), el cerdo en este caso actúa como tubo de ensayo en el que se combinan estas clases de virus y da lugar a uno nuevo.

El tratamiento de elección son los inhibidores de la neuroaminidasa (zanamivir y oseltamivir), el mismo tratamiento que en su momento se prescribía para la gripe aviar. La OMS animó a todos los países en su momento a tener reservas de estos medicamentos en previsión a una pandemia de esta gripe, pero al final no fueron necesarios y se encuentran almacenados. Actualmente son utilizados para  combatir la gripe A.

Es de esperar que para la próxima campaña de vacunación de la gripe estacional se incluyan las nuevas cepas de este virus para podernos proteger de él.

Espero que esta información os haya sido de ayuda y que no creais que de esta se va a acabar el mundo! 😛