“Aviofobia” o miedo a volar

En un comentario, un “tocayo”  (Moski),  me dijo que le interesaría un post sobre el miedo a volar y aprovechando que casi todo el mundo en estas fechas disfruta de las vacaciones y planea viajes he decidido escribir sobre esto.

Según una encuesta del Instituto Allensbach de Demoscopia, una tercera parte de los usuarios del avión sufren los síntomas del miedo a volar, según un estudio del DFAZ el 62% de los afectados han volado al menos una vez y sólo el 5% tiene miedo “por la primera vez”. El 90% de los “aviofóbicos”, tratados con terapia de exposición, pierden su pánico o al menos consiguen hacer frente a los síntomas.

Mirando estos datos nos podemos dar cuenta de que no es una fobia difícil de tratar pero se necesita la ayuda de un especialista para que nos acompañe y nos de herramientas para llevar mejor el momento de la exposición.

Tras accidentes o hechos como el 11S aumenta la fobia a volar y aparece una psicosis en la sociedad.

En algunos casos el miedo es “puro”, es decir, simplemente se tiene pánico a volar, miedo a un accidente… pero en otros muchos casos suele ser una mezcla de varios miedos como claustrofobia, agorafobia, miedo a las tormentas, a las alturas, a sobrevolar aguas profundas…

Los síntomas más conocidos son: taquicardia, sudoración, sensación de falta de aire, sensación de ahogo, diarreas, vómitos, temblor … la mejor manera de apaciguar todos estos síntomas es con algún tratamiento o terapia.

  • Los libros de autoayuda nos pueden ayudar a la hora de informarnos sobre las estrategias de afrontamiento y técnicas de imaginación y distensión para superar el miedo.
  • La hipnosis nos puede ayudar siempre y cuando el paciente sea receptivo a la hipnoterapia.
  • El tratamiento farmacológico puede ser adecuado pero siempre bajo prescripción médica,  éstos sólo calman la ansiedad, no ayudan a vencer el problema.
  • La terapia virtual se centra en una exposición virtual, es decir, con un simulador de vuelo se entrena al paciente para que supere sus miedos.
  • El entrenamiento real es el más rápido y eficaz, éste se centra primero en un periodo de información al paciente al que se le dan técnicas de relajación, se le ayuda a conocer el funcionamiento de un avión, su seguridad… y finalmente la terapia concluye con un vuelo real.

A diferencia de los miedos reales, los trastornos fóbicos como la aviofovia no conviven con nosotros día a día, pero en el momento de planificar un viaje se reaviva la ansiedad y nos vemos supeditados nuestros miedos.

Espero que os haya parecido interesante y si alguno de vosotros padece de aviofobia que nos cuente su experiencia!

¿Evitas realizar ciertas tareas?:Procrastinación

Hoy os voy hablar sobre la procrastinación, una palabra muy extraña pero que  a la mayoría  nos ha sucedido alguna vez, si no lo realizamos de manera habitual no tiene nada de “perjudicial”, pero si sobrepasa ciertos límites puede dañar nuestra calidad de vida e incluso asociarse a ciertas patologías como la depresión.

La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) es la acción de postergar actividades o situaciones que uno debe atender, por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Al realizar la procrastinación podemos sufrir el riesgo de ser improductivos, es decir,  tener la sensación de no haber hecho nada de provecho a lo largo del día, ya que hemos ido dejando ciertas tareas importantes porque nos resultaban pesadas o desagradables.

Podemos encontrar tres tipos de procrastinación:

  • Postergar tareas cotianas habitualmente: limpiar, pasear al perro, hacer la compra…
  • Procrastinación de autodesarrollo: postergar actividades de ocio, de autorrealización, evitación de aspiraciones y superación…
  • Procrastinación por baja tolerancia a la tensión: se da ante situaciones difíciles o muy tensas. Como consecuencia de la tensión o alteración, te sientes irritable y evitas hacer ciertas tareas; de esta forma empieza la postergación.

La mayoría de estudiantes hemos  sufrido esto ante un examen, la presentación de un trabajo… y actualmente ante el estrés y sobrecarga de trabajo al que estamos sometidos esta manera de actuar va en aumento y en nuestras manos está el combatirlo y buscar alguna alternativa para no caer en la procrastinación.

Premios 20 blogs!

Quería informaros de que me he inscrito a los premios 20blogs de la blogoteca de 20 minutos, Demoski.es participa en las categorías de Ciencia y tecnología y Diseño.

La fase de votación empezó el 13 de julio y concluye el 17 de septiembre. Algo a tener muy en cuenta es que sólo podrán votar aquellos que sean  usuarios registrados de 20minutos.es y tener, al menos, un blog validado para participar en el concurso. Esto significa que para votar hay que ser al mismo tiempo concursante. Cada participante tiene 20 votos a su disposición y no está permitido votarse a sí mismo.

Ya ire informando de la posición en la que se encuentra el blog a lo largo del periodo de votación y os animo a entrar en la web ya que seguro que descubrís algún blog interesante y le podéis ayudar con algún voto!

La soledad

Hoy he decidido contar algunas cosas sobre la soledad ya que hay mucha gente que la teme, algunas personas para evitarla comienzan relaciones de pareja para sentirse acompañadas, éstas muchas veces no suelen salir bien ya que no hay nada que una a la pareja, simplemente el hecho de hacerse compañia; en otro post hablare sobre los tipos de amor (amor pasional, intimidad, compromiso…)

Podemos diferenciar la soledad de estar asolas ya que no son sinónimos:

La soledad es un estado de aislamiento doloroso o un sentimiento de estar separado de los demás y estar a solas en algunos casos suele ser bastante positivo;  estar a solas nos puede ayudar para encontrar nuestra espiritualidad o para replantearnos nuestra vida, normalmente el estar a solas es una elección y la soledad no.

Las personas solitarias pasan mucho tiempo solas, no participan en actividades sociales, algunas de ellas dicen tener muchos “amigos” pero todas sus relaciones son muy superficiales, no suelen confiar en nadie.

Algunos estudios relacionan la soledad con baja autoestima, introversión, inseguridad, infelicidad y depresión. Otros estudios relacionan la soledad y la enfermedad; las personas solitarias tienen la presión arterial más alta, sienten las situaciones estresantes más perturbadoras, mayor incidencia de cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades mentales y mayor tasa de suicidio.

Las causas de la soledad suelen ser muy diversas:

  • Falta de interés por las otras personas debido a malas experiencias pasadas
  • Falta de empatía, algo clave en las relaciones interpersonales pero más importante en las relaciones amorosas
  • Cinismo, pensar que cada uno piensa en si mismo y no quiere ayudar a los demás
  • Pesimismo
  • Las personas solitarias no se ven capaces de controlar sus vidas y alcanzar sus objetivos
  • Temor a ser rechazadas
  • Carencia de habilidades sociales
  • …….

Los psicólogos y personas que rodean a la persona solitaria deben animar y darle al sujeto algunas pautas para poder salir de esa “oscuridad” en la que se encuentra, aqui dejo algunos consejos:

  1. Desafía a tu pesimismo y cinismo.
  2. Sal a la calle y se amable con la gente, saluda, sonríe; si te sientes incapaz puedes practicar ante un espejo, después con alguien conocido y más tarde sal a conocer gente
  3. Únete a alguna asociación o grupo que te interese, participa en asambleas, actividades, charlas…
  4. Confía en ti mismo y siéntete seguro a la hora de hablar y decir lo que piensas
  5. Ábrete para dar la oportunidad a la gente a que te conozca
  6. Si sientes que no lo consigues hacer sólo y necesitas ayuda acude a algún profesional, él te apoyará y te guiará.

Espero que os haya parecido interesante y útil, si alguien quiere contarnos su experiencia que deje algún comentario 😉